No alimentar a los Trolls...



Tiempo ha pasado ya... y el trajín de estos meses me ha derrumbado varias veces, lastimándome hondamente, quebrando mi existencia, confinándome en el insondable calvario del destierro. Pero desde la recóndita brecha puedo decir que me estoy levantando, curando de a poco mis heridas, recogiendo los pedazos aún intactos de humanidad que han quedado... solo esos que valen la pena conservar.

Es momento de decirle con todas mis fuerzas a la vida y sus execrables comisionados, que todo lo que han hecho no basta para fragmentar mi ser; voy a resurgir de las cenizas más fuerte y más feliz, porque sus grises intentos por ulcerar mi alma y retorcer mi camino, solo derivan en radiantes progresiones espirituales; así que ¡no se cansen de su cometido!, porque la resultante final será convertirme en un ser mucho más feliz, alejado de su desconsolado germen infame... XD

Comments

  1. Yo ando en las mismas, aunque todavía no logro recuperarme por completo, estoy buscando mi salud mental, ante todo; precisamente, en medio de un autoexilio al que me he impuesto. Sin embargo, saber que otros lo logran (en este caso, tú), me da esperanzas para hacerlo.
    Sigue escribiendo... Saludos,
    M.

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Approach to knowledge building through debate during the age of information

We all die in doubt

Fear and life goals