Encantamientos...

Queda confirmado que hay seres que con su simple presencia pueden llegar a mover las fibras más intimas de nuestra existencia, derrumbando todo lo que creemos como realidad, distorsionando si se les antoja nuestro entorno… y si nos lo piden, pueden terminar logrando que dejemos toda nuestra vida a un lado por compartir exiguos instantes de su tiempo. Cuando esto sucede, hay que percatarse que esa fascinación no sea producto de un embelesamiento fruto de una corteza inconstante que cambia acorde a las circunstancias; logrando este efecto por pura casualidad.

Es fácil escribirlo, pero al vivirlo es muy difícil lograrlo, pues con alguien que tenga la capacidad de moverte el piso a ese grado, simplemente no hay teoría que valga… hay que esperar que pase el temblor para poder ver las cosas con calma y desde una visión más objetiva…

Comments

Popular posts from this blog

El Papa Francisco toma las riendas de una iglesia desorientada

¿Será que ese es mi futuro?

Conexiones...