Resumen de un feriado cualquiera



Los primeros días de noviembre me permitieron darme cuenta de que mi vida es un cúmulo de sensaciones distintas, como un paisaje lleno de matices, el cual cambia conforme vas avanzando en él.

La mayoría de vivencias que tuve no dejan esencia duradera, son instantes efímeros cargados de emociones bellas, pero con corta duración en el tiempo.

Tengo que empezar a preocuparme por ocupar mi tiempo en buscar actividades que generen sensaciones de mayor duración. Una farra, un vacile, o hacer el amor, por ejemplo, son nada más que picos de intensidad existencial que se desvanecen con el tiempo...

El leer, por ejemplo, produce resultados de mayor duración; las sensaciones y los conocimientos adquiridos de un buen libro generan mi crecimiento personal. Mi bici, con la cual al votarme por las chambas, caerme en quebradas, o sortear obstáculos a gran velocidad, logran agradables explosiones de adrenalina en mí; además, siendo constante las cicleadas me dan salud, energía, y bienestar.

Una buena charla con grandes amigos, logra despertar parte de mi ser lúcido, y logra en el transcurso de la conversación adecuadas conclusiones personales.

Hay que aceptarlo; me estoy haciendo viejo, y me encanta.

Comments

Popular posts from this blog

Approach to knowledge building through debate during the age of information

We all die in doubt

Fear and life goals