La bailarina...

A mí también me lastima saber que ya no vas a formar parte de mi vida, que nuestro tiempo se terminó. Quizás algún día, cuando seamos más viejos, sepas perdonarme por esta decisión. Quizás en un futuro encuentres este blog y leas lo que siento.

Te agradezco por ser la persona más importante en mi vida, por sacarme del profundo hueco que me encontraba luego de la muerte de mi madre, por amarme con locura, por ser siempre tan bella conmigo.

Tu conociste mejor que nadie a mi Troll, tu tuviste que soportar mi locura sin control, y aún así me seguiste amando, aún así me mimaste tanto, me diste todo el amor que me hacía falta.

Eres la mujer más hermosa que conozco, eres sincera como nadie, amable con todos, y extremadamente tierna, humilde y enormemente apasionada; pero a veces los caminos simplemente no se cruzan para siempre. A veces lo perfecto no es lo que buscamos, a veces un Troll como yo necesita estar solo, curar sus penas en una esteparia soledad, porque en el dolor y en la soledad mi alma se ennoblece, se despierta, su chispa se vuelve más intensa.

Todas las sensaciones que he vivido con intensidad han sido a tu lado, el dolor, el amor, la felicidad y la dicha, todas han sido junto a ti. Gracias por estos cinco años cargados sobre todo de vida, porque la vida es sentir, ver el mundo lleno de color, más no como yo lo vi alguna vez, gris y sin resplandor.

Hoy en día me considero un ser feliz, y lo aprendí a tu lado. Tú eres una princesa, y debes buscar a alguien que te trate como tal, que se desviva por ti, que te ame con locura, no puedes tener alado a un Troll que vive para resolver sus problemas profundos.

Ojalá algún día podamos volvernos a ver, y contarnos que somos felices.

Te doy las gracias, como a nadie en este mundo, te doy las gracias mi negra.

Comments

Popular posts from this blog

Approach to knowledge building through debate during the age of information

We all die in doubt

Fear and life goals